SHOP STORIES: COKO STORE

Seguimos presentándoos a las maravillosas mujeres que hay detrás de algunas de las tiendas en las que puedes encontrarnos. Fabiana es la dueña de Coko Store, una tienda ubicada en Cogoleto, una ciudad playera al norte de Milán. Desde su bonito local, transmite los valores de Naguisa a todas sus clientas y pasea por el centro histórico de la ciudad luciendo sus Uga Burdeos, que según nos ha confesado, son su flechazo de esta temporada. Hoy Fabiana nos abre las tiendas de Coko Store y nos invita a descubrir más sobre su mundo en la entrevista que encontrarás en nuestro Magazine.

N.: ¿Quién es Fabiana? ¿Cómo te definirías a ti misma?
F.: Me atraen los detalles, las pequeñas cosas a las que a menudo nadie presta atención. Los busco y los valoro, porque a menudo esconden el valor real. ‘Única”, tal vez, es la palabra con la que siempre he tratado de vincularme y espero que este concepto me represente. Estudié arte y el significado de la belleza durante muchos años para encontrar su papel y objetivo dentro de nuestra sociedad. Así acabé en Milán, donde asistí a la Academia de Brera. Al principio, mi mundo se llenó de agitación, debido a una ciudad tan rápida como Milán, donde las relaciones humanas son constantemente intercambiables. Con el paso del tiempo, aprendí a encontrar mi espacio, a crear mi propio lugar en ese mundo psicodélico, dando un paso más hacia la persona que soy hoy. Creo que coloqué mi primer botón cuando tenía 4 años. Ya en ese entonces pasaba horas observando coser a mi abuela. No había nada que me pudiera fascinar más, sus manos, el hilo, la aguja eran como un pequeño hechizo para mi. Y luego mi madre... la veía vestirse el domingo, cuidar cada gesto con mimo y meticulosidad, elegir cada detalle con cariño. Al crecer me di cuenta de que lo que estaba experimentando no era solo un hechizo mágico, lo que sentía no era solo admiración. Fue el fundamento de una pasión, quizás una vocación, que se convertiría en mi mundo en mi vida adulta. Entendí que podía compartir esto con otras mujeres, dentro de un espacio (mi tienda) donde podría hacer a las mujeres sentirse especiales y obsequiarlas con el mismo cariño y belleza que descubrí en mi madre y en su rutina dominical.

N.: ¿Cuándo abriste Coko? ¿Podrías explicarnos brevemente la historia de tu tienda? ¿Qué te impulsó a dar el paso de crear tu propio negocio?
F.: Milán sigue estando en el trasfondo de la persona que soy hoy. La ciudad me influyó, me permitió ser aún más curiosa y entusiasta, dio espacio a mi deseo de experimentar. A finales de 2014, volví a casa después de mis años en Milán y algo de experiencia profesional en el extranjero. Fue entonces cuando comencé a trabajar hacia lo que, después de unos años, se convertiría en "mi lugar”. Coko no solo es una tienda, sino también un estilo de vida, algo que refleja quién soy yo, y a la vez un espacio en el que otras mujeres también pueden sentirse representadas. Me encanta llamarlo un pequeño gran proyecto que evoluciona constantemente, como yo. Intentamos no seguir las tendencias, pero nuestro objetivo es crearlas, ser una inspiración, una pista, una idea positiva para quien nos elija. En el centro de todo están, por supuesto, las mujeres, en las que siempre pienso cuando tomo cualquier decisión... desde las marcas hasta la decoración; desde mi paleta de colores hasta mi estrategia de comunicación.

N.: Un momento que siempre recordarás.
F.: ¡Qué pregunta tan hermosa y difícil! Tengo muchos recuerdos relacionados con Coko, para mí es "mi hogar" y paso más tiempo aquí que en cualquier otro lugar. Para mí, ha sido el marco de muchos momentos que quedan impresos en mi mente y con los que asocio emociones y sentimientos importantes. Si tengo que elegir, el momento que inmediatamente me viene a la mente es cuando Zadoc, cuatro patas, una cola y un gran corazón que pronto se convertiría en mi mejor amigo, entró corriendo por la puerta como un huracán. Y luego recuerdo otro... en el diminuto baño de Coko me hice la prueba de embarazo. Alegría y miedo juntos. ¡Mi preocupación era como poder criar a un hijo mientras gestiono mi vida profesional con la misma energía!

N.: ¿Qué crees que aporta nuestra filosofía a Coko? ¿Y a tus clientas?
F.: Elegí Naguisa porque su filosofía va perfectamente bien con mi tienda. "¿Por qué tener unos zapatos bonitos si no puedes caminar con ellos?” Me encanta tener un producto con un diseño único, chic y, sobre todo, cómodo para ofrecer a mis clientas. Durante mucho tiempo busqué una marca de zapatos que pudiera combinar con el estilo de ropa que elijo, y al final la encontré en vosotras. A mis clientes les ha impresionado el ambiente retro y las sensaciones que inspiran las colecciones de Naguisa.

N.: ¿Cómo definirías trabajar con el equipo de Naguisa? Para ti, ¿Qué es lo que nos hace diferentes?
F.: Mi aventura con Naguisa comenzó hace poco, pero estoy muy emocionada de haber sido elegida para formar parte de esta sofisticada comunidad. Este proyecto se caracteriza por la atención a los materiales y la artesanía, y por su empatía con las tiendas que distribuyen la marca. Esta entrevista es la prueba de que se valora a todos los que forman parte del equipo por igual.

N.: De todos nuestros diseños hasta la fecha, ¿Cuál es tu favorito?
F.: ¡Esta es mi primera colección de verano y “UGA” es el diseño del que me enamoré! Creo que es el diseño por el que me siento más representada. Cuando pienso en UGA, me imagino dando un paseo con mi marido y mi hija por el pequeño centro histórico de la ciudad donde vivo, buscando algún buen sitio de comida local.

Product added to wishlist

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información