TUTORIAL PRENSADO DE FLORES CON TALLER SILVESTRE

El prensado de flores comenzó en Occidente a finales del siglo XVI, después de que se abriera el comercio con Japón. Allí, Oshibana, el arte de colocar flores secas aplanadas en composiciones ornamentadas sobre papel, había sido parte de la cultura durante siglos. Con el tiempo, la técnica se abrió camino en Occidente, donde la gente comenzó a hacer álbumes de recortes con productos botánicos que recolectaban en casa o en sus vacaciones. Más tarde, durante la Primera Guerra Mundial, el prensado evolucionó en algo más conmovedor: los soldados recogían flores silvestres de las trincheras y las enviaban a casa dentro de cartas a modo de “no me olvides” para sus familias.

Alina y Verónica - Taller Silvestre
flores prensadas y caja de naguisa

Taller Silvestre ha recuperado este bello arte, devolviendo el romanticismo al proceso e invitándonos a buscar momentos para reflexionar sobre el cuidado de lo que nos rodea. Con la idea de volver a tener momentos para nosotras y recuperar nuestro contacto con la naturaleza, propusimos a Alina y Verónica que nos re-conectasen con las tradiciones, la esencia y la tierra. Fue entonces cuando ellas nos propusieron un pequeño tutorial para hacer una prensa con algo que todas vosotras tenéis: una caja de Naguisa.

“El arte de prensar flores, hojas y plantas proporciona muchas horas de disfrute en todo el proceso. Las salidas al campo para la recolección, el cuidado para prensar, la alegría de abrir la prensa para ver los resultados, su clasificación… Todo el proceso está pensado para que intervengan los sentidos y se convierte en un deleite. A nosotras nos proporciona muchos momentos de calma, belleza y disfrute.”

Como herramienta principal de su trabajo en Taller Silvestre, Alina y Verónica utilizan una prensa con la que extraen la humedad de las flores, realizada con materiales de proximidad, como es la madera de chopo, una madera típica de la zona riojana de la cuenca del río Najerilla. Pero en ocasiones, cuando están de viaje o se quedan sin superficie de prensado, utilizan la creatividad para desarrollar nuevas prensas con materiales que tienen a su alcance, como, por ejemplo: cajas, revistas, libros, cuerdas...

En este caso, el material con el que desarrollaron la prensa fue una caja de Naguisa y unas cintas para su cierre. Desmontando la caja y cortando varios rectángulos para utilizar como tapas y bases de prensa, ambas idearon de una forma sencilla, una práctica prensa, fácil de transportar.

Las herramientas necesarias para prensar flores son muy sencillas y fáciles de conseguir y seguramente tendréis casi todo en casa.

Los materiales empleados para la prensa fueron:

Cartón, Papel secante y Gomas o cintas para cerrarla.

También, con otra caja, Alina y Verónica fabricaron una caja para conservar las flores una vez prensadas.

“Además, las cajas de zapatos son una solución perfecta para almacenarlas, pues es un material transpirable que nos permite crear pisos para crear varias alturas y poder guardarlas de manera horizontal.”

Product added to wishlist

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información