ENTREVISTA CON SILVIA FERPAL

N.:¿Podríais definirte brevemente?

S.F.: Soy diseñadora y artista. Actualmente trabajo para clientes nacionales e internacionales, unas veces desde mi estudio y otras veces en remoto. Soy bastante emprendedora y siempre tengo algún proyecto rondando. Me gusta ir andando a todos lados, me gusta la horchata, me gustan los calcetines de colores y me gustan las papelerías.

N.: ¿Qué te inspiró en convertirte en diseñadora gráfica y artista visual? ¿Fue algo que siempre quisiste ser o evolucionaste de una forma casual hacia esta profesión?

S.F.: Siendo pequeña solía acompañar a mi padre pintando, aunque entonces no tenía ni idea de lo que era el diseño. Mi abuelo siempre tenía los últimos programas de dibujo instalados en el ordenador listos para cuando fuera a su casa. Yo, por mi lado, tenía los sims.

Cuando era adolescente mi hermana me llevó a una familia escocesa para aprender inglés. Tanto el padre como la madre se dedicaban al diseño, y como yo no tenía nada mejor que hacer, me solían llevar a todos los recados y reuniones que tuvieran. Allí empecé a ver qué era eso del diseño y me empecé a interesar.

Esa serie de acontecimientos hizo que estudiara Bellas Artes en Madrid. En tercero me fui de Erasmus a Bélgica, y allí empecé por primera vez a estudiar asignaturas de diseño. No hubo vuelta atrás.

N.: De todos los ámbitos en los que se mueve tu trabajo, ¿cuál es tu favorito? (Tipografía, ilustración, gráfico…)

S.F.: La mayor parte de proyectos que hago para clientes son de marca y digitales, de esos disfruto especialmente los que son para instituciones culturales o marcas relacionadas con el ámbito creativo. También disfruto mucho los proyectos en los que tengo que diseñar cosas más físicas y objetuales, me gusta mucho fijarme en los materiales y acabados.

N.: ¿Cómo recibiste la noticia de que había sido Premio Nacional de Diseño y que ha supuesto para ti?

S.F.: Un día mientras daba clases en la universidad recibí varias llamadas de un número larguísimo. En un descanso fui al baño, respondí la llamada y me lo cogió Pedro Duque diciéndome que había sido premiada.

Estoy contenta de haber sido galardonada por proyectos que no únicamente responden a los que eran tradicionalmente premiados. Ahora también se tienen en cuenta disciplinas más emergentes como el diseño digital.

Desde entonces muchos medios, universidades, festivales, etc me han contactado para dar charlas y contarles cómo ha sido mi experiencia. También me ha ayudado a sentirme más segura con mi trabajo tan variado y hacer de ello una fortaleza.

N.: Madrid, Bélgica, Roma o New York son ciudades en las que has vivido… ¿Con cuál te quedas? ¿Nos recomendarías algún lugar especial al que te guste ir a desconectar?

S.F.: ¡Uy! ¡Qué difícil! Cada lugar tiene lo suyo. Hoy a esta hora mi respuesta es que me quedo con Madrid, supongo que por eso estoy aquí. En un rato seguramente te diría otra. Mi respuesta creo que tiene mucho que ver con tener mi propio estudio y tener mis propios clientes. La ciudad tiene un clima y tamaño que tiene mucho que ver con mi estilo de vida. Si trabajara para alguna empresa me quedaría con Nueva York aunque si estuviera jubilada diría Roma.

Para desconectar recomendaría Boisbuchet. Es un dominio con un castillo y diferentes arquitecturas preciosas en mitad de la naturaleza, a 2 horas de Burdeos, Francia. Allí alojan artistas, diseñadores y arquitectos para desarrollar sus proyectos en ese contexto y con un montón de talleres. He pasado allí un mes hace poquito y me ha parecido un sitio perfecto para desconectar, pero seguir haciendo cosas para inquietos como yo.

De las ciudades mencionadas me quedo con el puesto de papelería antigua del mercado de Porta Portese de Roma. Si alguien que esté leyendo esto va, que salude a Roberto de mi parte, por favor.

N.: ¿Hay algo fuera de tu profesión, que te llame mucho la atención o sobre lo cual estás interesada en aprender más?

S.F.: Echo de menos saber más cosas sobre la naturaleza (plantas, animales…) Siempre he vivido en ciudades y soy una completa ignorante en todo ese campo. Nunca mejor dicho.

También me gustaría aprender sobre dermatología, aunque siendo honesta, no tanto como para estudiar la carrera de medicina.

También echo de menos aprender más y más idiomas.

Product added to wishlist

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información