ENTREVISTA CON MARIA LASPIUR

Uno de nuestros descubrimientos favoritos del año pasado fue la cuenta de Instagram de María Laspiur. Entre ilustraciones, bonitas fotos y accesorios de inspiración floral, nos enamoramos de su proyecto y no dudamos en escribirle para descubrir más sobre ella y ver la forma de entablar una colaboración. De aquel “amor a primera vista” nacieron Concha, Pez, Flotador y Ostra. Una colección de carismáticos accesorios perfectos para este verano.

Nacida en Donostia, María trabajó en el mundo de la moda para diferentes grandes marcas antes de volver a su ciudad y emprender su propio proyecto con el que dar vida a coloridos pendientes, collares y demás accesorios de inspiración floral. Hoy, María nos abre las puertas de Posidonia, su estudio-tienda. ¡Acompáñanos!

¿Podrías definirte brevemente?

Es difícil definirse a una misma, pero diría que soy una persona que siempre he tenido bastante claro que me gustaba el mundo de la creación y a su vez luchadora y entusiasta. Sin ello me imagino que no hubiera llegado a concebir este proyecto.

¿Qué te inspiró a convertirte en diseñadora de accesorios? ¿Fue algo que siempre quisiste ser o evolucionaste de una forma casual hacia esta profesión?

Supongo que siempre ha estado ahí mi pasión y mi “amor” por el arte, el diseño y la moda. Nunca me imaginé creando joyas en 3D, pero siempre había tenido claro que era lo que quería hacer y mi camino me ha derivado a ello. En la tecnología 3D he topado la manera de dar forma a mis ideas y trazos de color a pequeña escala desde mi propio estudio. Al final es un oficio que une varias cosas, que tiene su parte artesanal, su parte técnica y a su vez es un modo de expresión.

Para ti, la sostenibilidad también es un concepto clave. ¿En qué consiste el proceso de creación de unos pendientes o un collar de Laspiur?

Supongo que sí, me gusta estar en constante contacto con la naturaleza y por ello creo que tenemos que ser conscientes de que tenemos que cuidarla. Mis diseños se basan en las formas que puedo encontrar en ella y a su vez los creo con materiales que respetan el medio ambiente a medida de lo posible, creando esa unión o equilibrio. Con mi modo de fabricación tengo oportunidad de producir sin generar mucho stock ni residuo utilizando materiales biodegradables, como es el PLA, el polímero vegetal que utilizo para realizar mis diseños.

¿Sientes que tu entorno en el País Vasco es parte de la inspiración natural para tu trabajo?

Claro, Euskadi es un lugar en el que vivimos rodeados de naturaleza. Es cañero porque nos pasamos la mitad del año bajo el agua deseando a veces que salga un rayo de sol. Pero te das cuenta de que merece la pena al ver nuestros montes y prados con esa potente de gama de verdes. Y luego está la costa, y el mar que cambia de estar bravo a estar en calma y sus colores dependiendo del día…

¿Nos recomendarías algún lugar especial al que te guste ir en verano a desconectar?

Recomendaría hacer una ruta por la costa desde su frontera con Cantabria hasta Francia: Bilbao, Urdaibai, Mundaka, Lekeitio, Getaria, Donostia, Hondarribia… Yo he de confesar que tengo predilección por Lekeitio( un pequeño pueblo de la costa de Bizkaia), porque es donde he veraneado toda la vida. El País Vasco Francés también es precioso, los colores de las casas, los mercados brocantes y sus playas...

¿Hay algo fuera de tu profesión actual, que te llame mucho la atención o sobre lo cual estás interesada en aprender más?

Me gustaría aprender más sobre la joyería tradicional y artesana. Pero también buscar que mi jardín siga floreciendo sobre otros lienzos en blanco o productos que lo complementen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información