ENTREVISTA CON JÚLIA ESQUÉ

Es difícil definir concretamente el trabajo de la diseñadora de producto Julia Esqué, y quizás por eso nos gusta tanto.
Desde su estudio en Barcelona, Júlia da vida a diseños que desafían las formas preconcebidas y superan los límites de los materiales empleados. Buenos ejemplos son los cuchillos que exploran la ergonomía para The Table Knife Project, la butaca Hortensia producida por Moooi o las copas diseñadas para el FAD Barcelona. Sus diseños cierran el circulo entre lo funcional y lo conceptual, y nos recuerdan todo lo bello que puede surgir de una lectura entre líneas.

N.: ¿Podrías definirte brevemente?
J.E.: Tengo 34 años, nací en Barcelona y soy diseñadora de producto. Hace un par de años que dejé de trabajar para otros y decidí empezar por mi cuenta. Aunque no es para nada un camino fácil, poco a poco voy trabajando en proyectos que me ilusionan y me hacen feliz.

N.: ¿Qué te inspiró en convertirte en diseñadora de producto? ¿Fue algo que siempre quisiste ser o evolucionaste de una forma casual hacia esta profesión?
J.E.: Siempre he tenido curiosidad por los objetos, aunque de pequeña no sabía que existía la profesión. Mi abuelo paterno era herrero y siempre hacía inventillos para hacernos la vida más fácil y bonita. Tenía el taller debajo de casa y cada vez que lo íbamos a ver nos enseñaba algún objeto nuevo hecho por él, seguramente algo se me debió pegar. Cuando decidí que quería estudiar diseño de producto mi familia me animó a ir a por ello.

N.: Explícanos tu proceso de trabajo. ¿Te vuelcas más en la fase conceptual o en la fase de prototipo? ¿Es la experimentación una parte integral del proceso de cada uno de tus proyectos?
J.E.: La verdad es que lo paso bastante mal hasta que no tengo el concepto cerrado. Una vez lo tengo claro empiezo a disfrutar del proyecto y me dejo llevar por la experimentación y el trabajo con las manos, que me ayudan a avanzar con el proyecto. Normalmente acabo haciendo maquetas y prototipos hasta llenar la mesa y a partir de allí tomo decisiones viendo las diferencias entre iteraciones.

N.: ¿Compartirías con nosotras algún proyecto actual con el que estés entusiasmada?
J.E.: En catalán hay esta frase que dice “no diguis blat fins que no sigui al sac i ben lligat”. Me pasa algo parecido con los proyectos en los que trabajo, es como si decirlo en voz alta fuera a darme mala fortuna. Pero sí puedo decir que estoy trabajando en un par de proyectos que llevaba tiempo persiguiendo y me ilusionan mucho.

N.: Barcelona, Lausanne o New York son ciudades en las que has vivido… ¿Con cuál te quedas? ¿Nos recomendarías algún lugar especial/favorito de alguna de ellas?
J.E.: Me quedo con Barcelona, supongo que por eso estoy aquí. Las experiencias fuera estuvieron increíbles, pero tenemos mucha suerte con el tamaño y posición de la ciudad.
Sitios especiales:
NY: “The Lot Radio” una estación de radio al aire libre con una terraza de bar para tomar un café durante la mañana o un vino por la noche. Está en un cruce de Greenpoint muy cerca de McCarren Park. No se como estará ahora pero en ese momento el ambiente era super.
Lausanne: Tengo muy buen recuerdo de las “playas” delante del lago Leman. Las vistas son a los Alpes Franceses y solía ser nuestro sitio para ir a tomar algo, hacer barbacoas y bañarnos.

N.: ¿Hay algo fuera de tu profesión, que te llame mucho la atención o sobre lo cual estás interesada en aprender más?
J.E.: Si! Me gustaría saber más de patronaje, disponer de un telar manual y aprender a soldar.

Product added to wishlist

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información